Brisas del páramo y olas de mi puerto

Brisas del páramo y olas de mi puerto

I

Que el espíritu permita desde el páramo lejano mirar lo que desde mi puerto no puedo, y también que consiga acercarse a mi mar y distinguir desde allí lo que en las alturas no percibo, que siempre tenga algo nuevo que decir, y algo nuevo por hacer, que sea la mano amiga a la orilla del camino, para quienes transitan el mundo mejor, que pueda contar con tu apoyo cuando la travesía luzca difícil, que recibamos la luz y también que la irradiemos.

II

Por la brisa que hoy dibuja la sonrisa del azul marino y juega serpentinas con los frailejones del camino, Por la brisa que ensaya mariposas en la arena y juega espumas en el vórtice de las olas, Por la brisa que construye horizontes de blancas nubes y juega las transparencias en los cristales del rocío, Por la brisa que recoge el polen de las flores y juega los aromas de pétalos y frutos, Por la brisa que dibuja los plumajes y juega los arpegios en el canto de las aves.

III

Es la misma brisa que hoy bajó de la montaña a traernos este trocito de Dios donde se moldea la esperanza del mañana, un mañana de paz donde no se incinere la ternura, la infinita ternura que entraña la voluntad de amar. El trocito de Dios que ilumina de gloria del humilde; El trocito de Dios de los que hoy desandan caminos bajo nuestro cielo sagrado;

El trocito de Dios que está presente entre nosotros en la aurora del mundo mejor.

 

Ir a descargar

Feliz año 2015

Diciembre 2014

Francisco J Contreras M